Buscar
  • Andrea Camarillo

¿Cómo tener un estilo de vida saludable?

Actualizado: jun 28


Si estás leyendo esto, es porque seguramente alguna vez te has preguntado ¿Cómo tener y (sobre todo) MANTENER una vida saludable?


Bueno, esto es algo que me preguntan tooodo el tiempo. Que cómo hice para hacer de esto un estilo de vida, que cómo me mantengo motivada, que qué hay que hacer para que se vuelva un hábito y no dejarlo…


La respuesta es sumamente sencilla, pero a la vez complicada. Lo que siempre contesto es que se necesita UNA sola cosa. Así es, no se necesita nada más. No necesitas tener una lista con mil cosas por hacer, una suscripción al gimnasio, a tus clases de pilates, a un programa que viste de ideas de comidas para el desayuno, comida y cena, o el libro más novedoso con la “mejore dieta” del momento.


Recuerdo cuando en la prepa iba todos los días (literal todos los días) a la tiendita por galletas de chispas de chocolate a media mañana y una de esas leches con chocolate porque obvio, según yo, no podía comprar una sin la otra. Recuerdo cómo yo misma me sentía culpable por lo que estaba haciendo, pero sentía que era una necesidad… o como ahora lo llamo, una adicción al azúcar.


Bueno, sin más preámbulo, te diré lo que necesitas para lograr tener una vida saludable que te traerá grandes beneficios a corto, mediano y largo plazo. La respuesta es muy fácil, necesitas QUERER. Y sí, lo digo con mayúsculas y negritas porque es muy fácil y a la vez muy difícil querer realmente tener este estilo de vida. Muchos hemos tenido ese “momento” donde tenemos toda la actitud y la disposición para cambiar y hacer todo lo posible para lograrlo. Y es ahí mismo donde se encuentra el problema…


Como seres humanos somos cambiantes y nos guiamos por lo que nos motiva; somos, en general, seres con poca paciencia y con necesidad de ver resultados inmediatos. Llevar una vida saludable y fitness requiere de paciencia, de trabajo constante y de metas pequeñas a corto plazo, y grandes a largo plazo.


Lo primero que te sugeriría sería ponerte una meta a un plazo corto y alcanzable. No quieras tener un six pack en un mes, o correr un maratón el próximo fin de semana. Por ejemplo, una meta alcanzable sería: comer verduras en cada comida, no poner azúcar en mis alimentos, comer en la calle una vez por semana, etc. Hay miles de ejemplos, pero lo que quiero decir con esto es que, si te pones estas pequeñas metas, será mucho más fácil lograr hacerlo una rutina.


Estas metas deben ser SMART (Specific, Measurable, Attainable, Realistic, Timely). Esto quiere decir que cada meta debe ser específica, medible, alcanzable, realista, y temporal. Si las metas no tienen esto, será mucho más difícil lograrlas ya que no tendrás una idea clara de cómo llevarla a cabo, ni una fecha específica para lograrla, ni cómo medir el progreso.


Talvez al principio parezca muy complicado, pero verás como poco a poco, incluso sin pensarlo, irás tomando decisiones más saludables no solo por la meta, sino porque te empiezas a sentir mejor, con más energía, de mejor humor y, claro, ¡con un cuerpo más bonito!


En mi caso, al principio fue complicado dejar mis galletas de chispas de chocolate, pero un día decidí dejar de hacerlo y en lugar de eso llevarme una manzana. Al poco tiempo ni siquiera se me antojaban las tan anheladas galletas del pasado. Adoraba no sentirme pesada y con sueño para mis siguientes clases.


Ve dando pasos de acuerdo a como vayas sintiendo tu respuesta a los cambios. Eso sí te digo, NUNCA des un paso hacia atrás, recuerda por qué empezaste y enfócate en tu bienestar. No olvides que lo más importante eres tú y si no ves por ti mism@, nadie lo hará.










#HealthyEating #Produce #HealthyHabits #SerSaludable #TipsdeSalud

10 vistas

©2019 by Andrea Camarillo. Proudly created with Wix.com